“Fragmentos” de Nelson Villalobos

Nelso Villalobos, nace en Cumanayagua, provincia de Cienfuegos, Cuba

Decía Cezanne: Un artista debe ir siempre a la lógica de la visión… La materia de nuestro arte está ahí, en lo que nuestros ojos piensan..
El azar, el juego, lo caprichoso y lo inexplicable, es lo común. Es en la fragmentación donde está su unidad. La creación es una metamorfosis continua, un devenir de aquí, de allá, de todas partes, hacia todas partes. Una expansión donde el color enciende las posibilidades del ser y del hacer. Donde la única constante es la pintura. El pintar como expresión del pensamiento, de las emociones, de la angustia… El pintar como el vivir constante. Cambiante. En cada cuadro una intención distinta, sustentada en elementos propios de la pintura.
Una obra que habla, callando. Una respiración de muchos. Nelson, Villa, Ferrer y Lobo. Los puntos cardinales de su pintura. Dentro de ellos, el infinito universo pictórico. Cambiante. Rumbos de color inagotables. ¿A dónde irá? ¿De donde viene? Es. Él es. Eso basta para sentir. Discurre en el ser y de vez en cuando un signo de su paso por entre los otros seres, se manifiesta y es una unión donde se unifica el principio de sus otredades. Siempre avanzando, pero siempre partiendo del origen. Todo es principio para el arte. Porque nada es fin para el arte. Y él lo sabe. A cada propuesta de una solución tenemos que discurrir nuevos obstáculos, a fin de provocar nuevas maneras. Porque llegar a una conclusión absoluta es acabar con todas las cosas.

Daisy Villalobos

 

 

Scroll Up